Abucheos para otro ex funcionario K: ahora le tocó a Capitanich.

Reacciones que se repiten

Fue durante una cena organizada por el Club Social de Resistencia, ciudad gobernada por el ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner.

Capitanich, intendente de Resistencia, en el encuentro en el que fue abucheado.

Capitanich, intendente de Resistencia, en el encuentro en el que fue abucheado.

Jorge Capitanich no está pasando por un buen momento. Su carrera política quedó encajonada en la intendencia de la capital del Chaco; el PJ local lentamente va colocándose debajo del nuevo liderazgo del gobernador actual, Domingo Peppo; y su gestión municipal no logró atenuar las quejas habituales de los vecinos de Resistencia. En ese contexto, sumó además un momento sumamente incómodo en una velada previa a la celebración del 25 de Mayo.

El episodio se produjo el martes por la noche, cuando Capitanich asistió a una cena organizada en el Club Social de Resistencia, una entidad tradicional de la ciudad. Allí, al pronunciar un mensaje alusivo a la fecha, fue abucheado durante todo su discurso por muchos de los 250 comensales presentes.

“Coqui”, tomado de sorpresa por el gesto colectivo de reprobación, optó por la estrategia de la indiferencia. En su discurso, inusualmente breve, no hizo alusión alguna a lo que estaba sucediendo. Pero en el rostro se le veía la marca del fastidio y el nerviosismo lo llevó a tropezar en algunas frases.

Cuando acabó de hablar y dejó el atril, en el salón los abucheos se mezclaron con los aplausos de quienes querían reparar en parte lo ocurrido. El ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández se sentó en la mesa principal del salón, donde se encontraban otros funcionarios de su gestión comunal y las autoridades del Club Social, y al cabo de unos pocos minutos se retiró con todo su equipo de colaboradores sin probar bocado.

El episodio se mantuvo en silencio. En los informes municipales de prensa la visita al Club Social se relató como un acto protocolar más y el mismo Capitanich omitió cualquier mención en su cuenta de Twitter. Pero los testigos de la situación fueron filtrando datos.

“Yo ya me di cuenta de que la cosa venía mal (con Capitanich) cuando él llegó y hubo un silencio que aturdía, como dice la canción. Después, cuando se hizo el saludo protocolar con las autoridades del club, los aplausos fueron muy pocos y fríos. La gente que abucheó estuvo mal, pero me parece que a él también le faltó percibir esas señales”, dijo a Clarín un profesional que estuvo en la cena.

Otro comensal contó que los minutos del discurso de Capitanich “se hicieron largos, porque la situación era muy incómoda. Yo casi no prestaba atención a lo que decía, porque trataba de ver hasta dónde iba a llegar eso y pensaba que Coqui iba a ponerse a contestar. Pero se aguantó, aunque en la cara se le notaba el disgusto”.

Según él, los abucheos partían “de un sector del salón”. Pero otros asistentes dicen recordar en cambio que “los que abucheaban no estaban en un área determinada, sino bastante repartidos en toda la sala. Empezó cuando Capitanich saludó diciendo ‘buenas noches a todos y todas’. Creo que algunos lo tomaron como una cargada”, comentó el dirigente de una entidad intermedia.

Nadie quiso que se lo citara con nombre y apellido. Y todos coincidieron en que luego de la partida de Capitanich, en todas las mesas durante un buen rato el único tema de conversación fue el mismo.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s