Los senadores peronistas le entregaron a Cambiemos la bicameral de DNU.

LPO. El kirchnerismo quería una conducción colegiada, pero la presidirá el radical Naidenoff.

El pacto de los gobernadores del PJ con Mauricio Macri avanza a paso firme. El martes 16 la bicameral de trámite parlamentario se reunirá y consagrará como presidente al radical Luis Naidenoff, a partir de un acuerdo facilitado por el peronismo del Senado, al que este año le corresponde la titularidad de esa Comisión. 

Es la bicameral está compuesta por 8 legisladores por Cámara que dictaminan sobre los decretos presidenciales, para que luego el Congreso defina su destino. Sólo si ambos recintos lo invalidan el presidente debe echarse atrás.

En diciembre los 16 miembros se reunieron pero no lograron acordar autoridades. Empujados por los diputados kirchneristas, los 8 del FpV exigían la presidencia , pero chocaron con la resistencia PRO, la UCR, el massismo y los Rodríguez Saá, estos dos últimos con un diputado (Raúl Pérez) y un senador (Liliana Negre de Alonso).

La resistencia anti K fue un respiro para Macri, porque la bicameral no definió autoridades y con esa excusa Marcos Peña no envió los decretos para que sean tratados en el verano.

La maniobra la pagó Emilio Monzó: el camporista Marcos Cleri le presentó una demanda penal porque no le aceptaban los dictámenes.

Ese problema dejará de existir en marzo, cuando empiecen las sesiones ordinarias, porque la ley que regula los DNU permite que las Cámaras los traten si tras 10 días de su firma no fueron tratados por la bicameral.

La ratificación del senador radical Naidenoff, que trabajó para Sergio Massa durante la campaña, fue posible porque cedieron los senadores del FpV-PJ, que en diciembre habían sido intransigentes.

La única excepción fue Anabel Fernández Sagasti, miembro de La Cámpora, que se movió en tándem con los tres diputados del FpV: el también camporista Marcos Cleri, Diana Conti y Juliana Di Tullio.

Los otros son Juan Manuel Abal Medina, el chubutense Juan País, la formoseña María de la Rosa y el misionero Juan Irrazabal. Son más leales a los gobernadores, en plena armonía con Macri.

“En diciembre (el jefe de bloque Miguel) Pichetto los quería convencer de avalar a Naidenoff pero no quisieron. Ahora no se opusieron”, contaron a LPO desde Cambiemos.

Como consuelo, el kirchnerismo logró el compromiso de que el año próximo, cuando la presidencia de la bicameral le corresponda a Diputados, la ostente el camporista Cleri.

Pero el problema del cristinismo nostálgico para rechazar decretos ya no pasa por la bicameral sino por buscar mayoría en ambas Cámaras.

En Diputados, si se lo proponen, tendrán la misión de acercarse a los 12 que abandonaron el FpV y al resto de los bloques menores que esta semana se acercaron a Macri.

El último gesto lo hicieron esta tarde los 6 diputados de Santiago del Estero, que a través de su jefe Gerardo Zamora ratificaron que darán quórum.

Más difícil les será a los kirchneristas mover a los senadores. De los 40 (tres más que el quórum), cerca de 30 responden a la línea de los gobernadores, que no están dispuestos a frenarle la gestión a Macri.

Fuente: http://www.lapoliticaonline.com
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s