El narcotráfico infiltró áreas claves del Estado provincial.

Primero cayó el chofer oficial Marcelo Acosta. Luego, varios policías. Este viernes apresaron al director de la cárcel de mujeres de Paraná y a su hermano, ex agente penitenciario y amigo de Acosta.

Victorio Aguirre, el detenido director del penal

Victorio Aguirre, el detenido director del penal.

A esta altura de los acontecimientos, no hay dudas de que el poder del narcotráfico ha logrado infiltrar estructuras del Estado entrerriano.

El chofer de la gobernación Marcelo Alejandro Acosta, miembros de la policía entrerriana, y en las últimas horas el director de la cárcel de mujeres de Paraná y su hermano, ex agente penitenciario y ex chofer, son parte de una lista cada vez más nutrida de miembros del Estado al servicio del narcotráfico.

No por casualidad en el megaoperativo realizado este viernes en Paraná, donde se secuestraron dos kilos de cocaína de máxima pureza y quedaron detenidas entre seis y trece personas, no intervino la policía provincial.

En efecto, los dos centenares de efectivos que participaron de los procedimientos que desembocaron en la detención del director de la cárcel de mujeres de la capital entrerriana, Victorio Bernardo Aguirre, y de otras seis personas, pertenecen en su totalidad a la Policía Federal.

En ese marco también fue detenido el hermano del funcionario del servicio penitenciario, Guillermo Pedro Aguirre, que fuera también agente del servicio penitenciario hasta el 2 de abril de 2011.

Una veintena de camiones celulares de la Federal irrumpieron este viernes en barrios paranaenses y en la localidad de Colonia Avellaneda, en las afueras de la capital entrerriana para buscar drogas y detener a implicados en el narcotráfico local.

Entre los apresados se encuentra un joven de 24 años identificado como Nicolás Castrogiovanni, que está sindicado como uno de los jefes narcos de las periferias paranaenses.

Las detenciones y el secuestro de droga fueron dispuestos por el juez federal Leandro Ríos, pero se enmarca en una investigación de la que tomaron parte jueces de Santa Fe y Rosario.

Guillermo Aguirre, uno de los siete detenidos de este viernes, tenía una estrecha amistad con Marcelo Alejandro Acosta, ex chofer oficial de la Gobernación que está preso en una cárcel de Santiago del Estero, tras habérsele encontrado 20 kilos de cocaína en mayo del año pasado. Sucede que Aguirre estuvo primero trabajando como chofer en un área dependiente de la Gobernación -a partir de 2006- y luego pasó a ocupar un mismo lugar en el Servicio Penitenciario, donde en marzo de 2011 fue dado de baja.

Fuente: http://www.elentrerios.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Policiales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s