“Mi abuela estuvo llorando como una hora”.

Así lo aseguró Matías Bagnato al enterarse que el hombre que mató a toda su familia en la Masacre de Flores en 1994 seguiría preso y no sería beneficiado con salidas transitorias. El condenado lo amenazó varias veces y desde 2010 él y su familiar viven con custodia.

"Mi abuela estuvo llorando como una hora" - Juntó 180 mil firmas para que el asesino siga preso.

Juntó 180 mil firmas para que el asesino siga preso.

Por Maria Helena Ripetta

mripetta@cronica.com.ar

Seguirá preso. Y Matías Bagnato y su abuela vivirán sin miedo. Fructuoso Álvarez González, el condenado por la Masacre de Flores, continuará en la cárcel, ya que la Cámara de Casación en lo Criminal y Correccional declaró inadmisible el recurso presentado por el abogado solicitando salidas transitorias, que ya habían sido denegadas por el juez de ejecución penal.

Bagnato festejó

No bien se enteró Matías, el único sobreviviente de la masacre cometida el 17 de febrero de 1994 cuando este hombre incendió la casa con toda la familia adentro, agradeció por las redes sociales a todos los que lo habían ayudado.

Si bien no era vinculante, había logrado juntar casi 180.000 firmas para que los jueces no le otorgaran el beneficio a la condena que debe cumplir hasta 2021. “Todavía no caigo. Esto se logró con la ayuda del periodismo y la gente que se involucró”, dijo Matías a “Crónica”, que justo ayer se había publicado un suplemento sobre la masacre.

La mayor alegría de Matías es que esta decisión judicial llevó tranquilidad a su abuela Norma Calzaretta, de 87 años, que se ocupó de él tras el crimen de toda la familia, y temía que este hombre en libertad lo asesinara.

Su miedo estaba basado en que Matías fue amenazado. En 2010, cuando Fructuoso por una suma de errores judiciales estaba libre, lo llamó por teléfono y de la misma manera que lo hizo durante seis meses con sus padres, le dijo que lo iba a quemar.

Fructuoso estaba casado con Diana, prima segunda de Alicia, la mamá de Matías. Cuando José Bagnato tuvo problemas financieros en su fábrica de zapatillas, Fructuoso se ofreció a ayudarlo. Pero después le reclamaba 300.000 pesos y comenzó a amenazar con quemar a toda la familia. Primero humilló y agredió a Calzaretta, la tía de su mujer y mamá de Alicia.

Los Bagnato comenzaron con las denuncias que nadie escuchó. Durante seis meses los llamó casi todas las noches. En la madrugada del 17 de febrero mientras todos dormían, incendió la casa. Sólo Matías, cuya ventana daba a la calle logró sobrevivir con la ayuda de los vecinos.

Los peritos determinaron que el incendio fue con un combustible llamado fósforo liquido, que, al tomar contacto con el oxigeno provocó el fuego de manera inmediata, la casa tenía mucha madera y alfombras. Los cuartos estaban todos arriba, y la habitación matrimonial tenía rejas. Era un trampa mortal.

Murieron José y Alicia, sus hijos Fernando y Alejandro, de 14 y 9 años, y Nicolás Borda, de 11, un amiguito que se había quedado a dormir esa noche.

La abuela justo se había ido a Mar del Plata, y fue ella quien empezó otra vez con Matías que tenía 16 años. Al año siguiente Fructuoso fue condenado a prisión perpetua por los cinco crímenes. Pero como era nacido en España, por un tratado internacional lo mandaron para allá en 2004, donde por un error quedó en libertad.

En 2008 regresó a Argentina, desde Ezeiza informaron al juez de ejecución Axel López por oficio, pero al no obtener respuesta ingresó en libertad al país. En 2010, una madrugada a las tres y pico de la mañana, misma hora de la masacre, Matías recibió una llamada telefónica, con la voz distorsionada le decía que lo iba a quemar también a él.

Matías supo que era Fructuoso y fue a hacer la denuncia. Tiempo después se enteró de que estaba libre y logró que se dicte la orden de captura en 2011. Desde entonces está preso otra vez, y según lo que Matías se pudo enterar, estando preso su mujer se divorció de él y sus hijos no lo visitaron nunca; de hecho el más chico nació el día anterior a la masacre.

Desde 2010 Matías y su abuela viven con custodia. Cuando el único sobreviviente se enteró del pedido del abogado, comenzó una campaña pública, ya que en esta instancia judicial las víctimas dejan de ser parte, por lo tanto su abogada Rogelia Pozzi (víctima del clan Puccio) no podía hacer nada. Ahí comenzó una campaña pública, que ayer le dio un respiro hasta el próximo pedido que realice el asesino antes de terminar su condena. La custodia no fue retirada por prevención.

“Hay que cambiar la ley” 

“Mi abuela estuvo llorando como una hora, me preguntaba ‘es en serio’, ‘tus viejos deben estar orgullosos de vos”, dice a “Crónica” con la voz entrecortada Matías Bagnato.

“Esto se logró con las firmas, la ayuda del periodismo y la gente. Se vio reflejado en mi caso lo que les pasa a muchos otros. La sociedad está expuesta a monstruos como éste”, sostiene el único sobreviviente de la Masacre de Flores y reclama: “Esto tiene que servir para que cambie la ley. Es necesario incluir a las víctimas después de que los condenados pasan a ejecución penal. Hasta, por cuestiones de seguridad, no puede ser que no notifiquen si obtiene beneficios, si le dan la libertad. Cuando en muchos casos los informes penitenciarios demuestran que tienen sed de venganza o que no se recuperan. No se puede excluir a la víctima, hay que modificarlo ya”.

​Matías se enteró de que el asesino de toda su familia estaba libre cuando recibió una amenaza en 2010, al año siguiente volvió tras las rejas. “Siento que soy yo el que tiene salidas transitorias. Cada año es una pesadilla para que no salga en libertad antes de cumplir su condena”, concluye Matías.

Fuente: http://www.cronica.com.ar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Judiciales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s