Crisis del citrus: las lágrimas de un productor que debió tirar 200 mil kilos de fruta.

“Tuve que pagar para tirar la fruta. ¿Sabés lo que es tener que irte para que no te vean llorando los cosechadores?”, confesó el citricultor Ricardo Rigoni, afectado por la crisis del sector y el cierre de Citrícola Ayuí.

naranjas    naranjasII

Las imágenes son por demás elocuentes. Miles y miles de mandarinas de exportación, de la variedad nova, cubren el pasto en la quinta del citricultor Ricardo Rigoni.

“Es fruta de exportación que siempre se vendió. Por ejemplo, el año pasado a Citrícola Ayuí. Es fruta que tiene incluso fertiriego, toda la tecnología”, explicó Ricardo Rigoni, en diálogo con El Entre Ríos.

“La nova -agregó- tiene un período de espera y no la quiero esperar más porque ni siquiera la querían en las fábricas, porque están saturadas. Si yo la sigo esperando, estreso la planta y el año que viene no va a cargar ni la mitad”, justificó.

Rigoni precisó que ya tiró 200 mil kilos y un poco más. “Me quedan dos líneas nada más. Tuve que pagar para tirar la fruta”, exclamó.

“En tiempos normales, como es fruta buena, tengo mucha gente interesada en comprármela. Le he vendido a Ayuí porque se la llevaban toda de una sola vez. Yo no soy más que productor. No soy ni empacador ni exportador”, definió.

Antes de llegar al extremo de tener que tirar las mandarinas, intentó colocarlas en el mercado interno. “Anduve por Mendoza pero no hay caso, está tan trancado esto que no tiene salida. La quise regalar y ni así la quisieron. Iban a pagar 60 centavos el kilo…”

“Yo tengo casi 5000 plantas de nova. 2500 de ellas en producción y 2500 que planté el año pasado. Hay muchas y no tienen mercado interno, es más que nada para exportación. Y esto no es un fierro al que yo puedo guardar y vender después. Lo tengo que tirar”, insistió.
Ricardo Rigoni precisó que, a los valores que vendió el año pasado, perdió “400 mil pesos más o menos. En 2014 vendí a 1,90 el kilo. Vengo de la crisis también de Ayuí. Venimos complicados de todos lados”.

LAS MENTIRAS DEL GOBIERNO Y EL “HONOR” DE SCHUNK

Rigoni dijo que el auxilio oficial jamás le llegó. “Lo de la ayuda del gobierno es todo mentira, para la tribuna. Al productor no llegó nada. Hace dos meses estuve con el ministro Schunk y me dijo: le doy mi palabra de honor que en 10 días usted está cobrando lo de Ayuí’. Hace dos meses o tres y todavía estoy esperando. La política hoy no tiene cara, ni palabra, no tiene honor, no tiene nada”.

“Dijeron que venían 30 millones de pesos, 10 para Camejo, 10 para la fábrica de jugos de Villa del Rosario y 10 no sé para dónde y nosotros, los productores, quedamos colgados otra vez. Cero. Nosotros, cero”.

No obstante, aclaró que los subsidios no son una salida. “Si te dan subsidios de 30.000 pesos no se soluciona nada. La idea es que te dejen laburar estos tipos”, pidió.

“Yo un año de trabajo lo tiré. Yo tengo gente en blanco, inscriptos. Tuve que traer 10 tipos una semana y media para tirar la fruta al suelo. Tengo tanta rabia que si yo pudiera subiría las imágenes a TN, pero como no entiendo la tecnología…”, expresó, con marcada impotencia.

Visiblemente emocionado, Rigoni confestó: “¿Sabés lo que es tener que irte para que no te vean llorando los cosechadores? Esto te hace llorar. Ponete en el lugar de que te entren y te roben todo. Bueno, esto es lo mismo. Trabajás un año para nada”.

Fuente: http://www.elentrerios.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s