¿QUIÉN LAS INVENTÓ?.

lomos   logo

Estoy seguro que ustedes miran todos los días estas cosas y se preguntarán como yo, ¿Quién las inventó?

Que los argentinos no respetamos las leyes es algo ya integrado a nuestra sangre; las leyes están pero…las interpretamos a gusto de cada uno.

Cuando hay un cartel de PROHIBIDO ESTACIONAR, siempre diremos, “Paro un minuto, ya me voy”. Cuando las cámaras de las foto-multas te sacan una foto con el cartel de MÁXIMA 80 diremos “Venía a 85 y me embocaron, ¿Te parece justo?”

Es cierto que muchos carteles de velocidad de las rutas quedaron antiguos y/o mal ubicados. En muchos casos parece que estuvieran allí para juntar plata y no para prevenir nada. Esto es real.

Más real es que con lo que pagamos de impuestos, nos merecemos mejores calles y rutas. Son un desastre en casi todo el país, usted y yo lo vemos y lo sufrimos día a día.

Pero al margen de estas cosas, desde hace ya un tiempo largo a la enorme cantidad de pozos se agregaron lomos de burro plásticos, tachos de chapa de 200 litros llenos de cemento para marcar un camino en construcción (algo para matarse seguro ¿No?)

Y más recientemente unas “tachas” plásticas de color amarillo que son para que bajemos la velocidad en determinados lugares: esquinas, peajes, colegios y divisores de mano y contramano.

Las tachas amarrillas están porque ninguno de nosotros respeta la velocidad de ese lugar determinado. O sea, si nosotros respetáramos las leyes, las deberían sacar ¿No? ¿O son parte del negocio de algún intendente?

Por un lado se impulsa la bici-senda y por otro se ponen estas porquerías de tachas que son PELIGROSÍSIMAS para atravesarlas con una bicicleta o moto y si es con un auto empeoran notablemente el poder de freno de los neumáticos.

Me cuestiono los divisores de cemento de la Autopista del Sol, o de cualquier ruta que use estos mismos elementos porque en muchos casos su diseño provocó vuelcos innecesarios. Más me cuestiono que no se piense en dejar espacio cada tanto entre esos bloques, (algo bien pensado y ejecutado) para que en casos de emergencia, el tráfico pueda ser encausado, como se hace en todo el mundo, al carril contrario y darle continuidad al tránsito. No está previsto, ni creo lo hayan imaginado nunca, pero es una buena solución.

Cómo hacer para que todos respetemos las leyes, las de transito y todas las demás, no me corresponde a mi definirlo. Pero es la base de la convivencia entre la gente.

Sí me preocupa que para solucionar esta falta de cumplimiento de las leyes, se usen elementos que demostrado esta,no sirven, son peligrosos, y destruyen los elementos de suspensión de los autos, provocando más accidentes en todo el país.

Parece que a ninguno se le ocurrió pensar que al parque automotor argentino que tiene casi 10 años de antigüedad, sumarle estas aberraciones plásticas lo único que genera es un más rápido deterioro de neumáticos y suspensiones, y estos elementos son LOS MAS IMPORTANTES DE UN AUTO, si hablamos de seguridad.

Claro que sería más fácil explicar y dar el ejemplo de que las leyes están para cumplirlas y hacerlas cumplir, no para interpretarlas. No hay que agregar leyes, HAY QUE CUMPLIRLAS. Claro, todos ¿No? Si esto ocurriera de verdad, a ninguno le haría falta un lomo de burro ni estas porquerías plásticas. Solo con ver el cartel de máxima 40, bastaría.

¿Cuál es su opinión?

Fuente: http://www.atodomotor.com.ar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s