Golpe al plan de llenar vacantes en tribunales con conjueces K.

Un juez declaró inconstitucional un artículo de la Ley de Subrogancias. Además, consideró ilegal la designación de un funcionario judicial al frente del juzgado electoral bonaerense.

lorenzzetti

El presidente de la Corte Suprema se reunirá con presidentes de cámaras la semana próxima. |@ Archivo / Los Andes

Un juez federal de la provincia de Buenos Aires, Alberto Recondo, declaró inconstitucional un artículo clave de la recientemente sancionada Ley de Subrogancias (N° 27.145), de la que se valieron los miembros del kirchnerismo en el Consejo de la Magistratura para colocar conjueces en la Cámara Federal de Casación Penal, la cual debe resolver -entre otros temas de alto voltaje político- la legalidad del Memorando que la Argentina firmó con Irán en torno a la causa AMIA. 

La decisión del juez Recondo no fue una respuesta a lo que sucedió con la polémica remoción del juez José María Cabral de la Casación -que acaeció hace 8 días- sino que tiene que ver con una pelea de índole política y electoral entre el oficialismo y la oposición.

En diciembre de 2014, la mayoría K del Consejo de la Magistratura decidió colocar al frente del Juzgado Federal N°1 de La Plata, que tiene competencia electoral, a un secretario judicial, Laureano Durán, dado que había fallecido su titular, el juez Manuel Blanco.

La UCR bonaerense planteó una queja, entendiendo que la designación era inconstitucional ya que el joven funcionario -vinculado al Gobierno- no cumplía con los requisitos constitucionales.

En el mismo expediente, la UCR solicitó que se anule otra resolución del Consejo de la Magistratura, también del año 2014, en la cual el organismo dictó un “reglamento de subrogaciones” que habilitó la posibilidad de que secretarios judiciales conduzcan excepcionalmente juzgados.

Recondo, titular del juzgado federal N°4 de La Plata, le dio la razón a la oposición: declaró ilegal la designación de Durán entendiendo que no cumplió con la premisa constitucional de la intervención de los tres poderes (selección por parte del Consejo de la Magistratura, postulación del Ejecutivo y acuerdo del Senado).

Además, consideró que es inconstitucional el  artículo 7° del “reglamento de subrogaciones” que dictó el kirchnerismo para habilitar que funcionarios judiciales se hagan cargo interinamente de juzgados.

Pero el magistrado platense fue mucho más allá y también declaró inconstitucional el artículo 2° de la nueva Ley de Subrogancias que el oficialismo aprobó el 10 de junio en la Cámara de Diputados, el cual le permitió al kirchnerismo sacar de la Cámara de Casación al magistrado Cabral y reemplazarlo por un conjuez allegado a la Casa Rosada: Claudio Vázquez, sin darle prioridad a otros jueces del mismo fuero.

Lo que Recondo entendió contrario a la Carta Magna es que dicho artículo de la ley 27.145 establece que es indistinto si la subrogancia se llena con un juez o con un conjuez.

“La designación se hará con un juez o jueza de igual competencia de la misma jurisdicción o con un miembro de la lista de conjueces”, dice la norma que vino a derogar una ley anterior que sí establecía un orden de prelación a la hora de cubrir vacantes.

“El Consejo de la Magistratura procederá a la designación de un subrogante de acuerdo al siguiente orden: a) Con un juez de igual competencia de la misma jurisdicción…b) Por sorteo, entre la lista de conjueces”; decía la ley que el kirchnerismo decidió derogar y flexibilizar para adaptarla a sus necesidades.

“Estimo que la concesión legislativa de tales facultades discrecionales transgrede los artículos 18, 99, 108, 109, 114 de la Constitución Nacional, en tanto de aquí en más, le permite al Consejo prescindir de la prerrogativa constitucional de que sean, en primer lugar, los magistrados de igual competencia quienes deban asumir las subrogancias”, escribió Recondo.

El fallo golpea, de este modo, el plan del oficialismo nacional de sacar a jueces subrogantes de los tribunales federales y reemplazarlos directamente por conjueces allegados a la Casa Rosada. Pero Recondo sólo impone el cumplimiento de su sentencia respecto al caso del Juzgado electoral bonaerense. Exige que se lo remueva al secretario Durán y se lo suplante por un juez subrogante.

En este punto, la resolución de Recondo llega tarde ya que el miércoles el Senado nacional aprobó el pliego de Ernesto Kreplek, un abogado militante de La Cámpora, quien se hará cargo del Juzgado N°3 de La Plata, al que le corresponderá subrogar el Juzgado N°1 de competencia electoral (hasta que se cubra la vacante que dejó el fallecido Manuel Blanco).

Un fallo que polemiza directamente con la Rosada 

El juez Alberto Recondo redactó un fallo que tiene varios pasajes en los cuales decide confrontar directamente con el Gobierno nacional y sus ideas respecto al rol de la Justicia. El magistrado de La Plata formula una pregunta retórica que hace temblar los argumentos del oficialismo sobre el tema.

“¿Cómo haría un juez subrogante para decidir la presente causa, si su permanencia en el cargo dependiera-en el mejor caso- de la voluntad de una mayoría simple del Consejo de la Magistratura?”.

Así, Recondo aborda un tema central que está en debate: la independencia de los jueces respecto al poder político. Si él hubiese estado subrogando, como lo hace un conjuez, por ejemplo, difícilmente hubiera podido tener libertad para fallar contra resoluciones del Consejo de la Magistratura, como él lo hizo ayer.

Además, Recondo polemiza con el secretario de Justicia, Julián Álvarez, quien en una entrevista sostuvo: “Quisiera que los jueces entiendan que tienen que dedicarse a hacer política, entendida como herramienta de transformación de la realidad; que hagan política a través de sus sentencias mirando al más débil”.

El juez platense le responde: “Ha de convenirse que resulta imposible transformar la realidad desde el Poder Judicial si se está sujeto a los poderes de turno. El presupuesto básico de la independencia de un magistrado lo constituye, por supuesto, su integridad moral, pero también, la necesaria inamovilidad constitucional”.

Por último, Recondo cita aquella obra maestra de Adolfo Bioy Casares, “Diario de la Guerra del Cerdo”, para asestar su última estocada y defender, de paso, al juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, blanco de las críticas oficialistas.

“En tiempos en que los jueces sufren el embate de las presiones más diversas, y en los que, como en los sueños alegóricos de Adolfo Bioy Casares, algunos argentinos permanecen impasibles mientras se ofende la estoica longevidad de magistrados ilustres, tal vez valga la pena recoger el desafío, sencillamente a la luz de lo que un juez puede y debe decir al respecto”, escribió Recondo.

Fuente: http://www.losandes.com.ar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s